Hablamos presión arterial alta o de hipertensión arterial (HTA), cuando la presión de la sangre está por encima de los valores normales (140/90 o en diabéticos 130/80).

Es una enfermedad muy frecuente, que afecta al 35% de los adultos de nuestro país y al 68% de los mayores de sesenta y cinco años.

 

 

Síntomas

En la gran mayoría de los pacientes pasa frecuentemente desapercibida por no causar síntomas, no obstante, tener la tensión arterial alta puede causar daños a largo plazo. Algunos los daños que pueden llegar a producirse son: daños en el cerebro (embolias), deterioro del corazón, de los vasos sanguíneos, de los riñones o de los ojos.

Es muy importante tratar a tiempo la hipertensión arterial

La hipertensión arterial (HTA) se trata de una enfermedad crónica.

Una vez diagnosticada, tu médico de cabecera te ayudará a aprender a convivir con ella, manteniendo una buena calidad de vida.

 

¿Cómo lograr una buena calidad de vida con hipertensión arterial?

Seguir el tratamiento pautado

Al tratarse de una enfermedad crónica, deberás tomar los medicamentos pautados por tu médico durante toda la vida. Por ello, es recomendable establecer una rutina diaria para no olvidarte de la medicación.

Es fundamental tener en cuenta que existen ciertos medicamentos que pueden provocar una subida de tensión, como por ejemplo: aspirinas, antiinflamatorios o medicamentos para el resfriado.

Por ello, antes de tomarte cualquier medicina, es importante que lo consultes con tu médico de cabecera, él te ayudará y te indicará que opciones son mejor para ti, y para tu salud.

 

 

Llevar a cabo cambios en tu estilo de vida

Muchas personas con hipertensión arterial consiguen controlarla mediante ejercicio, moderar el consumo de alcohol, y si es el caso, dejar de fumar y llevar una dieta baja en sal.

 

 

  • Realizar ejercicio

Es primordial llevar a cabo ejercicio, pero es mejor que consultes con tu médico. El ejercicio se debe hacer adecuado a tu edad y tu salud.

Es recomendable, como mínimo, caminar durante 30 minutos a un paso ligero, 3 veces a la semana.  Con esta rutina evitarás el sobrepeso y la obesidad.

  • Dejar de fumar

Dejando de fumar se previenen enfermedades de tipo cardiovascular, patologías de las vías respiratorias y cánceres.

  • Reducir el consumo de alcohol

El consumo de alcohol puede incrementar la presión arterial. Es recomendable que las personas hipertensas restrinjan su ingesta de alcohol o, que lo eviten por completo.

  • Dieta baja en sal

Se deben evitar los alimentos precocinados, las pastillas de caldo, embutidos y conservas.

 

Causas

Cualquier factor que aumente la presión contra las paredes de nuestras arterias puede provocar disparar o aumentar nuestra presión arterial. Algunos de estos factores de riesgo son; el sobrepeso u obesidad, factores genéticos, la falta de actividad física, falta de potasio en nuestra dieta, edad avanzada, estrés,  tabaquismo, alto contenido sodio (sal) en nuestra dieta, consumo de estupefacientes (drogas),

Otras enfermedades, pueden provocar el aumento de nuestra tensión arterial, tales como:

  • Enfermedades tiroideas
  • Causa neurológica
  • Síndrome de la apnea del sueño
  • Enfermedades metabólicas
  • Enfermedad vasculorrenal

 

Si eres hipertenso, y tienes alguna duda sobre tu enfermedad, y tienes alguna duda, puedes consúltanos mediante un comentario en nuestras redes sociales de Meditelier.

Si quieres pedir cita y consultar tu caso con la endocrina, o bien con alguno de nuestros médicos de cabecera de nuestro equipo Meditelier Barcelona, puedes hacerlo a través del siguiente enlace.

¡Estaremos encantados en ayudarte a ti y a tu salud!

Dr. Jorge Huerta – Médico de familia – N.º. Colegiado: 80847768

Dr. Jesús Morales  – Médico de familia – N.º de Colegiada:  282879779080858763

Consultas Meditelier – Vía Augusta 281, 2ª planta, 08017 Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.