El verano ya es una temporada para mantener una rutina exhaustiva que proteja nuestra piel, ahora con la tendencia de aumento que sufren las temperaturas la piel puede llegar a sufrir alteraciones y afecciones severas, en este blog te damos cuatro consejos para mantener el bienestar del órgano más extenso del cuerpo humano.

En Meditelier conocemos la importancia de mantener el bienestar integral de nuestro cuerpo y su funcionamiento, por eso desde el departamento de dermatología hemos ideado los 4 consejos básicos para mantener la piel en óptimas condiciones

Hidratación

1. Hidratación

Este verano la hidratación tanto de forma externa como interna juega un papel importante en el cuidado de la piel y el correcto funcionamiento de los sistemas corporales que están expuestos a la ola de calor actual. La falta de agua e hidratación en la piel se traduce en un aspecto seco, apagado e incluso descamado. Las duchas, baños y el hecho de beber abundante agua pueden prevenir la deshidratación de la piel, es conveniente aplicar cremas hidratantes en abundancia sobre todo el cuerpo después de cada ducha, eligiendo la adecuada según nuestro tipo de piel.


2. Uso correcto del protector solar

Escoja el protector solar adecuado teniendo en cuenta la siguiente información:

«Los protectores solares con SPF 15 filtran aproximadamente 93% de los rayos UVB, mientras que los protectores solares con SPF 30 filtran aproximadamente el 97%, los protectores solares con SPF 50 filtran alrededor del 98% y los que tienen SPF 100 aproximadamente el 99%«

y recuerde ponérselo cada dos horas si es posible incluso cuando el sol no es visible, ya quelos rayos UVBpueden quemar la piel en días nublados.

3. Ropa Adecuada

Lo recomendado por especialistas son tejidos naturales, frescos que permitan la transpiración. De esta forma evitamos excesiva sudoración, reacciones por falta de transpiración, etc. Cuando vayas a la playa o piscina no uses colonias o productos que lleven alcohol, ya que podrían causar irritación o manchas en la piel. Debemos proteger y cuidar las zonas que presentan mayor exposición al sol como el rostro, cuello, pecho, brazos, piernas y nuca. Utiliza fulares, sombreros, pareos, etc. Ya que ayudan a proteger estas zonas de una exposición muy prolongada y mantienen fresco el resto del cuerpo.

4. EVITE procedimientos estéticos en VERANO

Todos aquellos tratamientos que impliquen un cambio en la piel son los que hay que evitar, como los peelings o técnicas de dermoabrasión controlada como el dermapent. Tampoco es aconsejable realizar tratamientos en zonas visibles que impliquen la aparición y curación de cicatrices.

Por otro lado, en la realización de tratamientos para la eliminación de varices también hay que tener en cuenta la exposición solar y los ambientes con calor muy intenso. Al ser venas que se dilatan, hay que tener un cuidado especial debido a que las altas temperaturas provocan una mayor dilatación de las mismas.

¡IMPORTANTE!

Siendo la piel el órgano más extenso del cuerpo humano, le recomendamos que mantenga al día sus chequeos con dermatología así podrá prevenir o tratar cualquier afección que pueda sufrir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.